Home Economía Volvió a aumentar la carne a pesar de la caída de precios...

Durante el pasado mes de marzo el precio de los principales cortes de carne vacuna registraron un aumento promedio del 1,5%, según indicó un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de la Argentina (CICCRA).

El fenómeno se dio mientras los precios de la hacienda en el Mercado de Liniers cayeron un 0,7%. Sin embargo, si se mide el periodo diciembre 2015/ marzo 2016, el precio de la carne cayó un 1,8%, al tiempo que el ganado tuvo una baja del 2,7%.

Los datos se conocen en el marco de la campaña #SuperVacios que encabezan la CTA, Consumidores Libres y Federación Agraria. Se trata de un boicot a las principales cadenas de supermercados a realizarse este jueves por la creciente brecha de precios entre lo que cobra el productor y lo que pagan los consumidores.

En tanto, en términos de consumo interno, en los últimos 12 meses se ubicó en un promedio de 58,8 kilos per capita. Por su parte, el consumo por habitante correspondiente al primer trimestre del año fue de 55,9 kilogramos reflejando una caída del 5,9% respecto a igual periodo de 2015.

Respecto a las exportaciones, en el primer bimestre del año se contabilizaron exportaciones de carne vacuna por 18.319 toneladas, un volumen que resultó 16% menor al verificado en el primer bimestre de 2015 (en febrero se exportaron 8947 toneladas).

En la misma línea, también cayó la producción de carne: en marzo la faena total fue de 1 millón de cabezas, lo que arrojó una caída de 5% interanual (en términos absolutos se faenaron 54.682 cabezas menos que en marzo de 2015).

En diálogo con La Política Online, el presidente de CICCRA, Miguel Schiariti, dijo que “a pesar de haber caído la faena, la producción de carne, el consumo interno y las exportaciones, las expectativas de los productores y los industriales se mantienen firmes dado que imaginan que de sostenerse las actuales variables macroeconómicas el año próximo comenzará a verse el crecimiento del sector en su conjunto”.

Así las cosas, según datos del Ministerio de Agroindustria en base a registros del Senasa, en marzo de 2016 el stock bovino nacional fue de 51,4 millones de cabezas, una cifra 0,4% inferior a la del mismo mes de 2015.

“La perspectiva es que el proceso de retención de vientres siga durante 2016”, indicó a este medio el analista Víctor Tonelli. “Se prevé que haya un crecimiento de los engordes destinados a novillos pesados para exportación e invernadas más extensas”, agregó.

Economía