Home Educación Vidal confirmó que hubo acuerdo y el lunes comienzan las clases en...

La mayoría de los gremios de la Federación de Educadores Bonaerenses aceptaron la propuesta del gobierno. A partir de febrero el salario será de $7.904 y en marzo de $8.846. La condición fue que las paritarias queden abiertas .

Docentes bonaerense nucleados en la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) aceptaron la propuesta salarial efectuada por el gobierno de la provincia, que contempla un aumento salarial del orden de los 34,6%, con un sueldo inicial de $7.904 en febrero, que llegaría a $8.846 pesos en marzo y a $9801 en julio.
“Se hizo un trabajo muy honesto y con un enorme esfuerzo en una provincia que está quebrada”, remarcó María Eugenia Vidal en conferencio de prensa, quien además anunció que el próximo lunes comenzarán las clases.
Trás el acuerdo que se logró pasado el mediodía, la gobernadora también aseguró: “Queríamos darle prioridad a la Educación y esto es una muestra”.
Desde los gremios también hicieron declaraciones acerca de la medida aceptada. “En términos generales se acepta la propuesta por mayoría, pero esa aceptación es condicionada a que las paritarias queden abiertas”, dijo Mirta Petrocini, la titular de la FEB, que integran los gremios Suteba, FEB, UDA, AMET y Sadop.
La dirigente sostuvo que el congreso “fue muy debatido desde los distritos y con un muy poco margen de aceptación, donde algunos se pronunciaron con un 51% de aceptación frente a un 49 por ciento en claro rechazo”.
Petrocini afirmó además que “los docentes se pronunciaron con claros cuestionamientos sobre la estructura salarial, la poca o falta de impronta que hubo en el salario básico y la distorsión en la escala”.
“Por decisión en el Congreso de la FEB, los docentes el lunes van a las escuelas, aceptaron la propuesta aunque condicionada a las paritarias abiertas y continuar con estas comisiones técnicas salariales y seguir discutiendo la estructura salarial de este básico que permite que nuestra carrera no se distorsione y no se achate”, remarcó la dirigente del gremio docente bonaerense.
“A los padres de los pibes que bancan junto a los maestros la escuela pública todos los días les decimos que en una compleja situación, los docentes realizamos un gran esfuerzo para que el lunes comiencen las clases. La aceptación de la propuesta salarial queda sujeta y condicionada a la cláusula de paritaria abierta y de un monitoreo de la inflación”, indicó Roberto Baradel (Suteba) tras el encuentro, según Infobae.
Del congreso extraordinario -que se realizó en el Salón Roma, ubicado en la diagonal 73 y 58 de la capital bonaerense- participaron unos 250 congresales que elevaron sus ponencias en representación de unos 90 mil docentes de la provincia de Buenos Aires.
La mayoría de los gremios docentes bonaerenses aceptó en un congreso realizado este mediodía la propuesta de aumento del 34,6% en tres cuotas que hicieron las autoridades provinciales
De esta manerca, con casi 5.000.000 de chicos en las escuelas, culminaría entonces la discusión que permaneció suspendida en Buenos Aires desde el 12 de febrero.
En aquel momento, la gobernadora había propuesto 24,1% de aumento. Al rechazo gremial se incorporó después el retraso en la firma del acta de 12 puntos entre el Gobierno nacional y los sindicatos representativos del sector. El jueves, casi a la medianoche, finalmente se destrabó la negociación en Nación y la Provincia pudo avanzar en el principio de acuerdo.
Para ello, Mauricio Macri dispuso el auxilio financiero a Vidal (y los demás distritos) que llevó el incremento de 24,1% al 34,6%. La ayuda es a través del Fondo de Incentivo Docente. En el caso de la provincia de Buenos Aires serán casi $10.000 millones anuales para compensar la diferencia, porque la administración bonaerense sólo tiene disponibilidad presupuestaria para afrontar el 25% con recursos propios.
Con este acuerdo salarial con los maestros, Vidal estaría en condiciones de incorporar en su informe a la Asamblea Legislativa una novedad: el primer comienzo de ciclo lectivo sin paros después de cinco años.

Economía