Home Nacionales Sociedades offshore involucra a Mauricio Macri en evasión impositiva

Una filtración de más de 11 millones de documentos de sociedades registradas en paraísos fiscales involucró al presidente Mauricio Macri y otras personalidades que mantuvieron en secreto sus movimientos offshore.

 

Panama Papers, una filtración muchísimo más grande que la de WikiLeaks, desentraña los negocios hasta ahora desconocidos de la agencia panameña Mossack Fonseca especializada en crear este tipo de sociedades, que suelen usarse para evadir impuestos.

La investigación bautizada Panamá Papers fue impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zaitung. Esta publicación con sede en Munich fue la que recibió los millones de registros de una fuente secreta y los compartió con ICIJ, que convocó a periodistas socios en todo el mundo. En la Argentina, fueron invitados el diario La Nación yCanal 13/TN.

Entre los millones de documentos -que seguirán entregando novedades en los próximos días- Macri aparece  junto a su padre Franco y su hermano Mariano, al frente de la sociedad offshore Fleg Trading Ltd. creada en 1998. La sociedad estuvo registrada en las islas Bahamas y funcionó hasta 2009, cuando el ahora presidente era jefe de Gobierno porteño.

“Para nosotros, en el caso de Macri, no es un tema vinculado a la corrupción y no tiene peso político. Se trató de un offshore sin movimientos, explicaron desde la Casa Rosada a LPO.

La noticias apareció hoy en la home de importantes medios de todo el mundo, como The Huffington Post, El Confidencial, El País y El Mundo, entre cientos de otras organizaciones de prensa de primera línea. Macri en la mayoría de los medios aparece entre las cuatro o cinco figuras más impactantes del monumental desclosure de información.

Los voceros del presidente dijeron a La Nación que: “Dicha sociedad tenía como objeto participar en otras sociedades no financieras como inversora o holding en Brasil. Estuvo vinculada al grupo empresario familiar. De allí que el Sr. Mauricio Macri fuera designado ocasionalmente como director, sin participación accionaria. La actuación de Mauricio Macri fue circunstancial y solo cubrió formalmente el cargo en el directorio”, aseguraron.

La respuesta intenta explicar porque Macri no consignó esa sociedad en sus declaraciones juradas del 2007 y 2008, cuando era Jefe de Gobierno y Fleg Trading Ltd seguía operativa. En esa declaraciones sí declaró, en cambio, una cuenta bancaria de Merrill Lynch en Estados Unidos con 9,1 millones de dólares en 2007 y 5,9 millones en la misma cuenta en 2008. También declaró 500.000 dólares en activos en el extranjero en 2008, pero no especificó su origen ni ubicación.

El impacto político de este escándalo todavía es difícil de mesurar, aunque en la Casa Rosada afirmaron a LPO que el Presidente “está tranquilo” porque la offshore no tuvo actividad. “Para nosotros no es un tema vinculado a la corrupción y no tiene peso político”, explicaron.

Pero es evidente que este escándalo complica al Gobierno justo cuando Macri sostiene públicamente un discurso implacable contra la corrupción kirchnerista -en buena medida arrastrado por las presiones de Lilita Carrió-, que en el caso de Cristóbal López tiene como foco precisamente la evasión fiscal.

El problema sin embargo plantea un desafío de imagen y percepción pública, porque Macri aparece en los medios de todo el mundo en un contexto muy complicado, junto a líderes polémicos como el presidente de Ucrania, el multimillonario rey del chocolate, Petro Poroshenko; allegados al ruso Vladimir Putin; colaboradores del sirio Bachar al Assad y el propio rey de Arabia Saudita, Salman ben Abdulaziz bin Abdulrahman Al Saud.

De hecho, la investigación ya tuvo un primer efecto concreto: Este domingo se conoció que ya hay pedidos de renuncia al primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, quien junto a su esposa eran dueños ocultos de una firma pantalla que tenía millones de dólares en bonos bancarios islandeses durante la feroz crisis financiera que sufrió ese país.

En la investigación aparecen además el astro del fútbol, Lionel Messi -uno de los más complicados-; el ex secretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz; el intendente de Lanús, Néstor Grindetti; y empresarios ligados al kirchnerismo.

El hombre de confianza de Macri

En el caso de Grindetti, el ex ministro de Hacienda del Gobierno porteño y actual intendente de Lanús, trabajó más de 25 años para el grupo Socma.

Entre julio de 2010 y junio de 2013, mientras era ministro de Hacienda de la Ciudad, Grindetti tuvo un poder general sobre la firma panameña Mercier International SA, para actuar en nombre de la empresa, e incluso operar una cuenta de la firma en el banco suizo Clariden Leu Limited. Grindetti no reveló en sus declaraciones juradas su vinculación con Mercier ni la cuenta bancaria en Suiza.

Desde el entorno de Grindetti dijeron a TN que el entonces funcionario tenía ese poder de Mercier Internacional con la intención de hacer una inversión en el exterior, que finalmente no se concretó, entre otros motivos, “por el cepo cambiario”. Frente al pedido de mayores precisiones, no identificó a quienes “lo invitaron a invertir” ni a posibles accionistas de esa empresa off shore.

Además, las fuentes cercanas al ahora intendente explicaron que Grindetti no llegó a poner dinero en la sociedad, y como no tuvo movimientos de fondos ni activos, no la incluyó en sus declaraciones juradas. Respecto de la cuenta en Suiza y el poder que tenía para operar con ella, dijeron que el ex funcionario de Macri no la recordaba, así como tampoco haber firmado ningún papel vinculado a ella.

El secretario de Néstor

Daniel Muñoz conoció como pocos el poder K, fue la sombra del ex presidente desde su llegada a la Casa Rosada y, según Miriam Quiroga, también ex secretaria de Kirchner, cargaba bolsos con dinero en Santa Cruz de empresarios como Lázaro Báez y Cristóbal López.

El caso de Lionel Messi es complicado: constituyó una sociedad panameña, utilizada para facturar derechos de imagen evadiendo la Agencia Tributaria española. Lo hizo apenas un día después de que se supiera que había evadido a la Hacienda de España 4,1 millones de euros junto a su padre, Jorge Horacio Messi, según detalló el diario español El Confidencial.

Muchos de los involucrados realizaron operaciones como, por ejemplo, transferir millones de dólares con el cepo cambiario en vigencia, ocultaron sociedades comerciales a la AFIP y hasta transacciones sospechadas de lavado de dinero.

En el caso de los argentinos, Uruguay fue el país predilecto para mover dinero. Algunos de los lugares donde se constituyen estas sociedades offshore son Panamá, Islas Vírgenes Británicas, Bahamas, Islas Caimán, Nevada y Seychelles.

Las sociedades que operan con paraísos fiscales no suelen poseer una actividad económica real: se usan para realizar transferencias y operaciones financieras esquivando las cargas fiscales correspondientes a los países en los cuales los titulares operan.

Fuente: Distintos medios de comunicacion nacional.

Economía