Home Misiones El Soberbio Otra Vez Se Robaron La Bomba De Agua – Sin...

Los empleados contaron que lo vieron el lunes por última vez. Forzaron el candado y se lo llevaron del depósito, denunció la comuna. Había costado 77 mil pesos y pesaba 70 kilos, por lo que se estima que habría más de un ladrón.
La Municipalidad de esta localidad denunció el robo del motor de la bomba de agua, cuyo costo supera los 70 mil pesos, y comenzó a investigarse el hecho.

El artefacto fue sustraído del interior del depósito ubicado dentro del predio de la planta potabilizadora y se constató que el candado que cerraba las puertas fue forzado.Operarios municipales comunicaron el faltante y aseguraron haberlo visto por última vez el lunes pasado.
Con estos elementos, el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Roberto Glier, se presentó ayer a la comisaría y radicó la denuncia.Se espera que en el transcurso de esta semana se empiece a citar a los empleados de la comuna para tomarles declaración y tratar de esclarecer el singular hecho.
Se trata de un motor de marca Franklin y se sospecha que actuó más de un mal-viviente en el ilícito y que se utilizó algún tipo de vehículo para transportarlo, ya que pesa alrededor de 70 kilogramos.
En la planta potabilizadora suele haber entre uno y dos empleados y por lo que trascendió, nadie notó ningún ruido extraño, pese a que el depósito en que se guardaba el aparato se encuentra a escasos metros del cuarto de máquinas.
Con este motor que fue robado se planeaba instalar una toma de agua flotante en el río Uruguay, un viejo reclamo de los vecinos y proyecto varias veces demorado.
La actual gestión comunal, encabezada desde el 10 de diciembre último por el intendente Roque Soboczinski, adquirió por 77 mil pesos el motor y por diversos motivos se fue postergando su puesta en funcionamiento hasta que finalmente en algún momento desde el lunes ladrones se llevaron el artefacto.
La toma flotante vendría a salvar un grave problema que se produce cada vez que crece el río Uruguay y deja sumergido el motor fijo, lo cual impide el bombeo y deja a la capital de las esencias sin agua, algo que se produjo en reiteradas ocasiones durante el último año.
El servicio de agua corriente viene funcionando con relativa normalidad en El Soberbio a pesar de las limitaciones. De hecho, recientemente se instaló una bomba que eleva el vital líquido a sectores a los que no llega por gravedad.
De todas maneras, el suministro es limitado para las alrededor de 9 mil personas que habitan el casco urbano y que reciben el fluido de manera sectorizada.
Está en carpeta ampliar la planta potabilizadora y mejorar la red a fin de que todos los barrios reciban agua en forma continua todos los días, aunque el incidente del motor desaparecido significa un escollo en el camino.

Economía