Home Misiones Desde El Sector Industrial Piden Control Por Contrabando De Tabaco

Desde el sector industrial advierten que es mucho el tabaco misionero que se está colocando en Brasil. Temen no poder cumplir con los compromisos asumidos con clientes del exterior. Recordaron que cuanto más materia prima se desvíe a Brasil, menor será la proporción del Fondo Especial del Tabaco (FET) que le tocará a Misiones.

De la mano de los vaivenes en las cotizaciones de las monedas y de los precios del tabaco de uno y otro lado de la frontera, el contrabando de burley misionero a Brasil volvió a ser práctica común. Según indicaron desde las empresas acopiadoras, el problema el año pasado era el ingreso de tabaco brasileño a la plaza local, pero ahora la situación se revirtió y es el burley misionero el que está cruzando el río Uruguay.

“Se está yendo mucho tabaco a Brasil, todavía no sabemos cuánto, pero es indudable que este año vamos a tener menos materia prima por ese motivo. El contrabando perjudica seriamente a la actividad, son muchos los puestos de trabajo que se pierden por esa causa”, explicó Jorge Kappaun, presidente de la Cooperativa Tabacalera de Misiones (CTM).

2013 fue el último año en que el desvío de tabaco a Brasil había sido un problema para el sector, en los años posteriores el inconveniente era que entraba producto brasileño a las bocas de acopio de Misiones, lo que se tradujo en miles de kilos devueltos por los clientes por presencia que químicos. Este año, con la devaluación del peso y las variaciones de los precios del burley, cruzar tabaco de Misiones a Brasil volvió a ser negocio para algunos.

Según el subsecretario de Tabaco de la Provincia, Carlos Pereira, en Brasil pagar alrededor de 27 pesos por kilo, suma que varía al ritmo de la relación del peso frente al real. En cualquier caso, los compradores brasileños pagan, al momento de la entrega, unos dos o tres pesos más por kilo que lo que pagarán sus pares argentinos que inician el acopio esta semana, pero la gran diferencia es que quienes entreguen en Brasil no recibirán nada del FET, que según estimaciones superará este año los 25 pesos por kilo entregado.

El desvío de burley a Brasil perjudica al sector tabacalero en varios sentidos: por un lado impide a las empresas acopiadoras locales cumplir con los cupos comprometidos con sus clientes, lo que determina que al año siguiente esos clientes achiquen los cupos asignados a las empresas misioneras y todo el negocio se termine reduciendo. Por otro lado, la entrega de menor cantidad de tabaco a las acopiadoras locales repercute negativamente en la porción del FET que le toca a Misiones, no solamente en la parte que va destinada a los productores como complemento de precios, sino también en la parte que llega para financiar planes de diversificación y de mejora de la calidad de vida de los colonos, así como la financiación de las obras sociales.

“El ‘chiveo’ es un negocio de unos pocos, tenemos que velar para que el negocio sea para los tabacaleros que hacen las cosas bien. Con eso vamos perdiendo mercado, es tabaco que no podemos cumplir con nuestros clientes y perjudica para la próxima plantación”, dijo Kappaun.

El cooperativista pidió mayor presencia de las fuerzas de seguridad para controlar la frontera y que los productores genuinos de tabaco se animen a denunciar a los contrabandistas.

Economía