Home Gremiales Confirman y denuncian espionaje policial a organizaciones sociales de Misiones

Esta mañana en la sede de ATE Misiones, se realizó una conferencia de prensa con la finalidad de hacer pública una investigación del sindicato, a través de la cual se pudo determinar en principio, que las dos personas camufladas de trabajadores de prensa que se infiltraron en una reciente manifestación en la Plaza 9 de Julio (Posadas), eran efectivos policiales, tal cual se sospechó al no contar estas personas – que filmaron y entrevistaron a trabajadores en lucha- con identificación de medio alguno ni saber contestar cuando se les consultó al respecto. En este sentido, se conocieron los nombres de los cabos infiltrados, pruebas que el gremio pondrá a consideración de la Justicia. Pero además, fuentes que el gremio mantendrá bajo absoluta reserva, brindaron información que señala la existencia de una estructura dentro de la Policía de Misiones, que se dedica a seguir, espiar y filmar a organizaciones y dirigentes sociales.

“Queremos saber para qué nos espían”

César Fariña, secretario general de ATE, detalló: “el pasado 4 de marzo cuando estábamos haciendo un acampe de trabajadores, me acerqué a dos personas que estaban haciendo filmaciones de rostros y entrevistas, les pregunté para que medio trabajaban y no supieron contestar. Tampoco ninguno de los trabajadores de prensa que estaban en la plaza conocía a estas personas. Iniciamos una investigación y llegamos a la conclusión de que estas personas pertenecen a la Policía de Misiones. Además pertenecerían a una estructura que está destinada a seguir y espiar a las organizaciones.

Esto nos lleva a hacer la denuncia pública para resguardar la integridad de todos los integrantes de ATE y sus familias, hacemos responsable al ministro de gobierno de la Provincia y exigimos que inmediatamente se aclare esta cuestión y se desmantele esta estructura. Queremos saber para qué nos filman, porqué se infiltran en nuestras asambleas y actividades, qué hacen luego con ese material”.

Además, el titular de ATE Misiones recordó que “ya el año pasado, el 2 de julio más precisamente, detectamos un policía camuflado de trabajador en un acampe de trabajadores municipales en Aristóbulo del Valle. Hemos sufrido atentados en casas particulares de dirigentes como el caso de Koki Duarte en Oberá, el robo de una caja fuerte en nuestra sede de ATE y el reciente secuestro del hijo de nuestra secretaria de organización a nivel nacional por parte de policías bonaerenses. Todo esto se encadena en prácticas de espionaje a organizaciones sociales que no estamos dispuestos a seguir soportando en plena democracia”.

Desde el gremio indicaron que por estas horas se están tomando las medidas judiciales pertinentes y dando aviso a organismos nacionales y provinciales.

“El gobierno tiene que dar las explicaciones del caso”

Presente en la conferencia de prensa, el diputado provincial por el Partido Agrario y Social (PAyS), Martín Sereno, sostuvo que “hace tiempo venimos sospechando de la existencia de una estructura de espionaje sobre organizaciones sociales. Hubieron muchas manifestaciones donde siempre hay policías camuflados de civiles que se infiltran. Y lo que ocurrió en la plaza, donde se pudo comprobarlo, corrobora la existencia de esta estructura. Creemos que se trata de una estructura que sobrevivió al anterior gobierno y al anterior ministro de gobierno, pero creemos que tanto el actual gobernador como el actual ministro de gobierno tienen que abrir una investigación profunda y desmantelar esta estructura de espías y por supuesto dar las explicaciones que amerita el caso”.

“Continuidad del Proyecto X”

A su vez, el docente universitario y referente del Partido Obrero, Mario Coutouné, indicó que “esta es la continuidad de la política del Proyecto X implementado por la anterior gestión nacional. Es la puesta en práctica de la Ley Antiterrorista, que se complementa ahora con un Protocolo para Manifestaciones que el actual gobierno lleva adelante. Es un estado que conspira contra los trabajadores aplicando espionaje. Lo que corresponde es el desmantelamiento de todas estas fuerzas de inteligencia que están destinadas a la represión de los trabajadores”.

Jorge Duarte, secretario general de la CTA Autónoma de Misiones, expresó que “Todos estos hechos que venimos soportando la clase trabajadora buscan intimidad a la clase trabajadora, grabando, espiando, filmando, escuchando las conversaciones en las asambleas de los trabajadores, a nosotros nos alienta a seguir denunciando estas situaciones”.

Y Olga Aguirre, apoderada del Partido Obrero en Misiones, aportó: “Exigimos al gobierno que desmantele toda estas estructuras de espionaje a los trabajadores y desde nuestro espacio acompañaremos todas las denuncias y acciones que se decidan iniciar al respecto”

Fuente: Agencia de Noticias de ATE Misiones

* Equipo de Comunicación de la CTA Misiones
Fuente: ACTA

Economía